¿Cómo planear bien un menú?

Creado: Dom, 08/07/2012 - 14:52
Autor:
Categoría
¿Cómo planear bien un menú?

 

 
 ESCOGER Y PLANEAR BIEN EL MENÚ 
 
Un menú está conformado por el conjunto de platos que constituyen la oferta, y esta es el alma de un restaurante, de allí su importancia dentro de este negocio.
 
Para saber qué menú debemos o podemos ofrecer es necesario estar claros en el tipo de local que queremos abrir, la ubicación y el equipo con el cual contamos. 
 
En un restaurante pequeño idear un menú puede ser un proceso relativamente sencillo, pues muchos de ellos se especializan en dos o tres platillos regulares. Otros restaurantes fundan su reputación en un solo platillo del cual hacen su especialidad. Sin embargo, lo ideal es un menú sencillo pero bien surtido.
 
¿Cómo diseñar el menú? Como su función es relacionar las comidas, postres y bebidas, su apariencia en sí es el primer punto a considerar, pues constituye la bienvenida al restaurante para el cliente. 
 
El menú le informa de los platillos disponibles, la manera en que se preparan y el costo. Se planea con el propósito de vender la comida, de conformar la atmósfera y de darle publicidad al restaurante. Puede ser de mucha ayuda para satisfacer al cliente y darle reputación al establecimiento. Debe ser sencillo, de buen tamaño, fácil de leer y entender, con un diseño atractivo y apropiado.
 
Tanto para restaurantes pequeños como grandes, resulta ideal un menú con un número limitado de platillos, la mayoría de los cuales se pueden servir frecuentemente, pues solo debemos tener a la mano una variedad de productos relativamente pequeña. La comida se consume rápidamente, y existen pocas probabilidades de que se eche a perder. Las sobras se pueden mantener en un mínimo, porque es posible controlar la producción con cuidado.
 
Además, el limitado número de platillos reduce la cantidad de empleados que se necesitan en la cocina y en la despensa. A su vez los cocineros podrán concentrarse en la preparación, condimentación y presentación de unas cuantas recetas, realizándolas excepcionalmente, a la vez que el cliente se tarda menos tiempo en seleccionar y los meseros pueden realizar un servicio mas rápido y eficaz ocupándose de un mayor número de comensales.
 
El menú debe ser elaborado por el cocinero, quien es la persona más adecuada y que sabe cómo facilitar la preparación de los platillos.
Un menú está conformado por el conjunto de platos que constituyen la oferta, y esta es el alma de un restaurante, de allí su importancia dentro de este negocio.
 
Para saber qué menú debemos o podemos ofrecer es necesario estar claros en el tipo de local que queremos abrir, la ubicación y el equipo con el cual contamos. 
 
En un restaurante pequeño idear un menú puede ser un proceso relativamente sencillo, pues muchos de ellos se especializan en dos o tres platillos regulares. Otros restaurantes fundan su reputación en un solo platillo del cual hacen su especialidad. Sin embargo, lo ideal es un menú sencillo pero bien surtido.
 
¿Cómo diseñar el menú? Como su función es relacionar las comidas, postres y bebidas, su apariencia en sí es el primer punto a considerar, pues constituye la bienvenida al restaurante para el cliente. 
 
El menú le informa de los platillos disponibles, la manera en que se preparan y el costo. Se planea con el propósito de vender la comida, de conformar la atmósfera y de darle publicidad al restaurante. Puede ser de mucha ayuda para satisfacer al cliente y darle reputación al establecimiento. Debe ser sencillo, de buen tamaño, fácil de leer y entender, con un diseño atractivo y apropiado.
 
Tanto para restaurantes pequeños como grandes, resulta ideal un menú con un número limitado de platillos, la mayoría de los cuales se pueden servir frecuentemente, pues solo debemos tener a la mano una variedad de productos relativamente pequeña. La comida se consume rápidamente, y existen pocas probabilidades de que se eche a perder. Las sobras se pueden mantener en un mínimo, porque es posible controlar la producción con cuidado.
 
Además, el limitado número de platillos reduce la cantidad de empleados que se necesitan en la cocina y en la despensa. A su vez los cocineros podrán concentrarse en la preparación, condimentación y presentación de unas cuantas recetas, realizándolas excepcionalmente, a la vez que el cliente se tarda menos tiempo en seleccionar y los meseros pueden realizar un servicio mas rápido y eficaz ocupándose de un mayor número de comensales.
 
El menú debe ser elaborado por el cocinero, quien es la persona más adecuada y que sabe cómo facilitar la preparación de los platillos.
 

Comentarios

Estartup     Mié, 02/12/2015 - 03:45
Offer to negotiate by dropping parts of the project, as mentioned above, but if they still refuse it is always best to stick to your guns and not reduce your prices. This open source technology is extremely flexible and provides you the range to upgrade and customize it, according to your business needs and requirements. Finding a professional HTML5 development company is now no more a challenging task.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.