¿Cuáles son los tipos de pizza más conocidos?

Creado: Jue, 07/05/2020 - 16:34
Autor:
Credito
Redacción Excelencias Gourmet
Categoría
pizza

Ellas siempre apetecen. No importa ni el cómo, ni el dónde ni con quién, las pizzas siempre serán bienvenidas por prácticamente todo el mundo. Prueba de ello son las mil y una variedades de pizza que podemos encontrar en las cocinas de todo el mundo, elaboradas con diferentes ingredientes, tipos de masa, horneado, etc.

Le puede interesar: La pizza, origen e historia

Margarita

Como hemos visto, la pizza margarita es la más clásica de las pizzas italianas y la que abrió paso al resto de pizzas que posteriormente se fueron elaborando.

Los ingredientes de esta pionera no fallan, y son los preferidos de los auténticos amantes de la pizza tradicional: salsa de tomate, mozzarella, albahaca, orégano y aceite de oliva. ¿A qué te recuerdan los colores de estos ingredientes? Sí, a la bandera italiana; un sabor de bandera.

Napolitana o romana

Junto con la margarita, la pizza napolitana se sitúa como la segunda más tradicional de Italia. Una de las peculiaridades de esta pizza, también conocida como romana, es su masa: suave, esponjosa y algo más gruesa que la ortodoxa italiana, con los bordes más altos. Sus ingredientes, algo más valientes que los de la clásica margarita: salsa de tomate, queso mozzarella, anchoas, orégano, alcaparras y aceite de oliva.

Tal es la importancia de esta pizza en Nápoles, que en 2017 la UNESCO declaró la pizza napolitana y el arte de su preparación como parte del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Unos años antes, en 2010, esta pizza fue denominada Especialidad Tradicional Garantizada (o sus siglas en italiano, STG, Specialità Tradizionale Garantita).

Cuatro quesos

La pizza 4 quesos es una de las más consumidas del mundo, claro está, por los amantes del queso. Pero ojo, porque si seguimos la receta tradicional, no nos vale cualquier queso; de hecho, los cuatro quesos utilizados tienen la certificación de Denominación de Origen Protegida (DOP): El queso fontina, originario del Valle de Aosta; el queso gorgonzola, natural de Milán; el queso parmesano, originario de la ciudad de Parma; y el queso mozzarella, nacido en Campania.

Carbonara

La pizza carbonara es, seguramente, una de las pizzas blancas más famosas (no lleva tomate en su base). Su textura jugosa y cremosa se la debe a los ingredientes con los que tradicionalmente se elabora la salsa carbonara: huevo, queso parmesano, sal y pimienta.

Una de las claves para que la carbonara quede perfecta está en cocinar previamente estos ingredientes en una sartén o cazuela. Por último, y antes de meterla en el horno, se añaden el resto: cebolla, bacon y queso rallado por encima.

Desde que la primera pizza llegó a la ciudad de Nápoles, no pasó mucho tiempo hasta que este plato fuera conocido y apreciado fuera de las fronteras de Italia, naciendo así nuevas y diferentes adaptaciones: desde la Fugazza típica de Argentina, la Sfincione propia de México, la alemana Hawaiana con su tan odiada y amada piña como ingrediente principal, o las New York y Chicago Style, versiones al más puro estilo americano.

Cuatro estaciones

Alcachofas (primavera), aceitunas con tomate y albahaca (verano), champiñones (otoño) y jamón serrano o cocido (inverno) son las cuatro estaciones que protagonizan esta pizza italiana.

Una de las particularidades de la quattro stagioni es que se prepara repartiendo los ingredientes en cuatro partes diferenciadas, en lugar de mezclarlos todos juntos. Eso sí, ni la carne ni el pescado suelen estar presentes en esta pizza.

Calzone

La calzone es una pizza especial por esconder en su interior todos sus ingredientes (queso, carne, atún, vegetales, etc.), ya que está cubierta por otra masa del mismo tamaño que la base, y en forma de empanadilla.

Esta pizza envuelta, originaria de la ciudad de Puglia (Nápoles), mantiene siempre su jugosidad y, después de la pasta y la pizza clásica, se ha convertido en uno de los platos más conocidos y versionados de Italia.

Barbacoa

Como su propio nombre indica, el ingrediente estrella de esta pizza es la salsa barbacoa o salsa BBQ. Se trata de una pizza nacida en Estados Unidos, pero que se ha convertido en la favorita de mucha gente por ser jugosa y una de las más intensas y potentes.

Junto a la salsa barbacoa, esta pizza se elabora con carne picada y, a elección del comensal, con cebolla, que aporta un contraste de sabor único con el resto de ingredientes.

Aunque Italia será siempre la reina de la pizza, Estados Unidos no se queda atrás en cuanto a consumo; tanto, que los norteamericanos tienen hasta su 'Pizza National Day', una festividad instituida por el Congreso que se celebra el día 9 de febrero.

Diávola

No apta para los paladares más delicados, la pizza Diávola se distingue por el sabor picante de su salsa, que debe notarse en cada bocado. Pero también del resto de ingredientes, que potencian aún más ese toque ardiente: chorizo, salami, incluso chile y una cantidad generosa de queso con carácter.

La versión americana de esta pizza sustituye el salami por el pepperoni, variedad del embutido italiano también picante pero con un sabor más ahumado y sazonado con pimentón o ají.

Funghi

Tradicionalmente, la pizza de champiñones o fungui no lleva ni tomate ni queso; solo champiñones, que normalmente son de la variedad Portobello, de París o setas variadas.

En casi todas las pizzerías, encontrarás esta variedad tan famosa a la que suelen añadir la base clásica de cualquier pizza, y jamón cocido. A veces, la sencillez es la clave del éxito, y en esta pizza queda más que demostrado.

Sea como sea y venga de donde venga, la pizza nunca defrauda. La variedad de sabores, ya hemos visto, es casi infinita.

Fuente: Bon Viveur

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Redacción Excelencias Gourmet