Panaderías y pastelerías internacionales se hacen un hueco en China

Creado: Dom, 11/11/2012 - 14:07
Autor:
Categoría

El pan y los pasteles que se consumen en Europa empiezan a aparecer con más frecuencia en las mesas chinas. Con cifras de crecimiento en su consumo de dos dígitos, las cadenas internacionales de pastelerías están embarcadas en procesos de expansión en el ‘gigante’ asiático para poder 'conquistar' al mayor número de clientes posible.

 Según un estudio de Euromonitor International, en 2009 el consumo de este tipo de alimentos en China alcanzó los 4,1 kilogramos por persona al año, una cifra muy por debajo de la media británica de 36,4 kg. o los 25,4 kg. de Estados Unidos. Con todo, la cifra de consumo medio en el país oriental duplica los registros de 2002 y se espera que antes de 2015, dicho volumen se ubique en torno a los ocho kilos per cápita anuales.

 Esas cifras revelan cambios en los hábitos alimenticios de los consumidores chinos, que están más abiertos a nuevos sabores. Para algunos nutricionistas, el estilo de vida de los jóvenes profesionales y de los niños está animando las ventas de emparedados y bollos, y es normal que en las ciudades dichos productos se 'cuelen' dos o tres veces en sus menús semanales.

 Animadas por las buenas expectativas de crecimiento, las cadenas de panaderías se han embarcado en proyectos de ampliación de su oferta, más adaptada a los gustos locales, y a la expansión de su actividad hacia zonas en las que la demanda es creciente.

 La compañía singapurense Bread Talks, por ejemplo, que ya cuenta con 300 tiendas en todo el país, se plantea abrir otras 200 establecimientos en los próximos tres años, a la espera de que sus ingresos aumenten a un ritmo del 30% anual en dicho periodo. “Esperamos mucho del mercado chino y creemos que en los próximos ejercicios seguirá creciendo; si en la actualidad, el 35% de nuestra facturación proviene de China, prevemos que en 2015 se sitúe en torno al 50%”, afirma George Quek, director de la compañía.

 Los datos que la consultora Wind Information proyecta para el mercado chino revelan un buen ritmo en las ventas al por menor para el sector. Así, la facturación del rubro de bollerías ha pasado de 3.700 millones de yuanes (456,7 millones de euros) en 2000 a cerca de 7.800 millones (963 millones de euros) en 2010, con la esperanza de que se alcance un montante de 11.100 millones de yuanes (1.370 millones de euros) para el curso de 2015.

El principal problema al que deberán enfrentarse en el futuro los que apuesten por dicha industria en el país oriental tiene que ver con una competencia cada vez más intensa y unos márgenes que se van reduciendo: Si la tasa de crecimiento de los beneficios para la industria se situaba en febrero en el 35,2% interanual, en agosto ese mismo dato no pasaba del 19%. Fuente: China Daily

Añadir nuevo comentario