Segundo Encuentro de Cocineras Tradicionales de Guanajuato

Creado: Dom, 15/06/2014 - 11:34
Autor:
Credito
Por: Consuelo Elipe
Categoría
Segundo Encuentro de Cocineras Tradicionales de Guanajuato

Como parte de la Semana Internacional de la Gastronomía, Guanajuato ¡Sí sabe!, celebrada del 31 de mayo al 8 de junio, se realizó el Segundo Encuentro de Cocineras Tradicionales, donde en esta ocasión se presentaron más de 80 platillos. Decenas de cocineras, que atesoran “secretos” culinarios de familia, hicieron gala de su sencillez y maestría en la elaboración de recetas, que destacan por su antigüedad, continuidad histórica, así como por la originalidad de los productos, técnicas y procedimientos.
Excelencias ha querido compartir algunos de los diálogos entablados con las protagonistas de este encuentro, que encarnan lo mejor de la carta culinaria guanajuatense.
Una de ellas fue María de Lourdes Josefina, originaria de Ojo de Agua de Ballesteros, Salva Tierra. Fue la primera vez que participó en un evento de este tipo, para el cual preparó una charamusca de nuez y sopa de milpa (calabaza, cebolla, chile poblano y elote), acompañada con tortilla tostada y queso.
«Esta receta ha pasado en mi familia de generación en generación. Yo ya se la he enseñado a mi nieta», comentó sonriente.
Otra de las féminas participantes fue Madercarmen Hernández Mato, habitante de una comunidad indígena, Misión de Chichimecas, municipio San Luis de la Paz. Para la ocasión, elaboró unos quelites con opals, una salsa de chile árbol y este chilcuague. Además, tortilla de nixtamal, maíz negro. «Todos estos productos los recolecto en mi zona. Esto es lo que comían nuestros antepasados», recordó.
Aunque el encuentro era esencialmente para mujeres, no faltó tampoco la representación masculina. Tal fue el casi de José de Jesús Bueno, de San José del Torreón, quien sorprendió con un lomo relleno, nopal asado, queso atadero, papitas al natural, frijoles patoles y tortilla de maíz negro. Todo ello aderezado con salsa de coconos y pico de gallo al gusto.
«Una parte de la receta la aprendí de mi mamá. Siempre la ayudé con los chiles, a limpiar los frijoles, ponerlos… yo y todos mis hermanos», concluyó.


 

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Por: Consuelo Elipe