Consejos para organizar la nevera en Navidad

Creado: Lun, 27/12/2021 - 10:51
Autor:
Credito
Redacción Excelencias Gourmet
Categoría
nevera-organizar

Es común que en Navidad tengamos tanta comida en la nevera que apenas podamos cerrar la puerta. Tener que sacar cosas para buscar un ingrediente imprescindible para tu plato en medio de un caos de recipientes que rezuman y enormes trozos de pavo puede poner a prueba hasta al más previsor de los cocineros.

Cualquier chef te dirá que ordenar la nevera es el primer paso para preparar platos buenos, sanos, seguros y deliciosos. Es algo que se inculca en la escuela de cocina: hacer balance, limpiar y tener buenos hábitos de almacenamiento forma parte de las tareas diarias de un chef. La temperatura, la higiene, la colocación y el tipo de envase pueden marcar la diferencia en el menú y, lo que es más, reducir el desperdicio de alimentos. Te invitamos a seguir el ejemplo de los profesionales y practicar una buena gestión de la nevera estas Navidades.

Consejos para organizar la nevera en Navidad

nevera

 

Haz balance

Antes de hacer la compra, repasa lo que tienes en la nevera o en el congelador. Tira los alimentos o envases que no hayas tocado en meses, seguramente ya no estarán frescos y podrás liberar espacio para los productos navideños. No abarrotes la nevera, ya que hace falta que el aire frío circule para mantener la temperatura correcta.

Conoce tu nevera

Lo más probable es que te dieran un manual de instrucciones del frigorífico cuando lo compraste y que lo metieras directamente en un cajón para no abrirlo jamás. Pero es bueno conocer el modelo exacto de tu frigorífico y su funcionamiento. El manual debería incluir una tabla de ingredientes y una guía sobre cómo guardarlos, por lo que merece la pena dedicar unos minutos a leerlo.

Límpialo

Debes limpiar el frigorífico con regularidad, pero si hace tiempo que no lo haces, la Navidad es el momento perfecto. Retira cada estante con cuidado y lávalo con agua caliente y jabón. Deja que se sequen completamente antes de volver a meterlos en el frigorífico. Es un buen ejercicio para hacerse una idea de la capacidad exacta del frigorífico y mantenerte a salvo durante las Navidades.

Haz una lista (y repásala)

Puede parecer una obviedad, pero decide qué vas a cocinar en Navidad, haz una lista de la compra y cíñete a lo necesario cuando vayas a comprar.

El frigorífico

Tu nevera tiene diferentes compartimentos para distintos alimentos con distintas temperaturas. A continuación, te explicamos cuáles son:

Estante superior

En la mayoría de los frigoríficos, el estante superior tiene la temperatura más alta pero más constante, por lo que es un buen lugar para guardar el humus, las aceitunas, las carnes cocidas y las sobras, así como las verduras de hoja verde y las ensaladas.

Los estantes del medio

Los estantes del medio son los que sufren más cambios de temperatura, sobre todo si la puerta se abre con frecuencia: por ejemplo, si tienes hijos adolescentes que tienen la costumbre de asomarse "a ver qué hay en la nevera". Utiliza estos estantes para los alimentos que vayas a consumir en uno o dos días.

Estantes inferiores

El estante inferior tiene la temperatura más fría, por lo que es ideal para guardar la carne. Los objetos pesados, como las botellas de vidrio, también deben almacenarse en el estante inferior para evitar accidentes desafortunados.

Cajón de frutas y verduras

Tiene una temperatura muy baja y, gracias al cajón, proporciona el clima y una humedad adecuados para almacenar fruta y verdura fresca. Mantén las verduras aromáticas, como las cebollas, los puerros y el cebollino, separados y bien envueltas.

Puerta del frigorífico

La puerta tiene la temperatura más baja y también está sujeta a las fluctuaciones de temperatura, así que guarda aquí las cosas que piensas utilizar ese mismo día.

Carne

Es aconsejable distinguir entre carne cruda y carne cocinada y es importante almacenarla en estantes diferentes. Por regla general, la carne cruda debe almacenarse en el estante inferior, mientras que las carnes cocinadas deben almacenarse en el superior. Si se almacena la carne cruda en los estantes superiores, corres el riesgo de que su jugo caiga sobre los alimentos de los estantes inferiores, lo que podría ser peligroso.

Pavo

El pavo crudo es el objeto más grande de la nevera de Navidad, por lo que hay que guardarlo en el estante inferior, donde la temperatura es más fresca. Asegúrate de envolverlo bien. El pavo cocido debe cortarse en trozos y envolverse individualmente para guardarlo en los estantes superiores y lejos de cualquier ingrediente crudo.

Embutidos

Se pueden almacenar en los estantes superiores, pero deben estar bien envueltos o, mejor aún, colocados en recipientes herméticos, lo que ayudará a que duren más tiempo y a mantener los olores fuertes lejos de otros alimentos.

Relleno y salchichas

Muchas recetas de rellenos se hacen con salchichas, por lo que hay que manipularlas con cuidado. Todos los productos de cerdo crudos deben guardarse en recipientes herméticos y mantenerse en el estante inferior del frigorífico.

Pescado

El pescado crudo se debe guardar en un recipiente hermético y lejos de otros alimentos en la medida de lo posible. El pescado crudo contiene bacterias peligrosas y puede contaminar otros alimentos del frigorífico. El pescado, especialmente el marisco, debe ser lo más fresco posible y comprarse el mismo día que se vaya a cocinar, pero si se guarda en la nevera durante la noche, hay que comprobar que el envase esté bien cerrado.

Si vas a guardar marisco como mejillones, almejas u ostras, colócalos bien envueltos en el estante inferior. Pregunta a tu pescadero cuánto tiempo puedes guardarlos y cuándo y cómo debes limpiarlos y cocinarlos. No hay nada peor en Navidad que una almeja caducada. Mantén el pescado cocinado, como la carne de cangrejo, separado del pescado y de las carnes crudas.

Lácteos

La puerta del frigorífico no es el mejor lugar para guardar los lácteos, ya que la temperatura no se mantiene constante por el continuo abrir y cerrar de la puerta. Guarda los lácteos (como leche, nata, mantequilla y queso) y los huevos la parte trasera del frigorífico, donde la temperatura es más fría, para que duren más.

La puerta del frigorífico es útil para los lácteos que quieras tener a mano mientras cocinas, así que puedes guardar aquí la nata, los huevos y la mantequilla, pero aguantarán menos por los continuos cambios de temperatura.

Puedes guardar los quesos blandos, como el Stilton y el gorgonzola, junto con los quesos duros, pero utiliza una gasa u otro tipo de envoltorio para quesos para mantener a raya los olores fuertes. La nata montada se debe guardar en un recipiente hermético para que no absorba contaminantes.

Postres

Los postres, especialmente los que llevan lácteos o helados, también deben guardarse en la parte trasera del frigorífico. También conviene sacarlos de sus cuencos o bandejas de servir, ya que pueden captar fácilmente los olores y sabores de otros alimentos. Las bayas, como las fresas, deben guardarse en un recipiente en la parte central del frigorífico y lejos de la parte trasera, ya que las temperaturas más frías pueden hacer que se vuelvan blandas.

Frutas y verduras

El compartimento inferior del frigorífico es el más frío y está pensado para la fruta y la verdura. Procura retirar regularmente los artículos estropeados o podridos de aquí, para que los demás no se estropeen. Hay que mantener los plátanos separados, ya que pueden hacer que las otras frutas se estropeen más rápido. No laves la fruta y la verdura antes de guardarla, ya que eso hará que caduque antes. Las verduras de hoja verde y las ensaladas son de las cosas que más se tiran, así que compra sólo lo que vayas a utilizar.

Lo que no se debe guardar en la nevera

No hace falta guardar en la nevera verduras como las cebollas, las patatas o el ajo y durarán igual en un lugar seco y oscuro. Algunas frutas se conservan mejor fuera, como los tomates, los plátanos y los melones. Los productos horneados, como el pan, la tarta de Navidad y los pasteles de carne, saben mejor si se guardan en un recipiente fuera de la nevera.

Fuente: Finedining Lovers

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Redacción Excelencias Gourmet