Entrevista a Guillermo Pérez, director comercial Bodegas Cuatro Rayas y Cinema

Creado: Mar, 15/11/2011 - 02:54
Autor:
Credito
Por Ricardo Potts
Categoría
Entrevista a Guillermo Pérez, director comercial Bodegas Cuatro Rayas y Cinema

‘Cinema’, un tempranillo de tierras burgalesas (D.O. Ribera del Duero), será el protagonista del maridaje entre cine y vino en dos próximas citas del séptimo arte, y fue presentado en el marco de la 12ª Feria del Vino y de la DO que concluye este lunes  en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Torremolinos.

¿Este vino que han presentado en esta edición es una novedad en la feria?

Apenas tiene un año de vida en el mercado, con producción limitada de 50.000 botellas en Ribera del Duero. Se trata de un roble de seis meses, tempranillo, añejado 50% roble americano y 50% roble francés, de la añada 2009.

Como está muy ligado al cine, es vino oficial del festival de la Semana Internacional de Cine de Valladolid,  y en  la próxima edición del Festival de Málaga, como a la propia Academia de Cine y los premios Goya en el 2012.

Está altamente puntuado en las guías más importantes del mundo como la de Robert Parker y la Guía Gourmet. Otra de sus características curiosas es que es el único vino del mundo que en su etiqueta frontal tiene una banda termocrómica que indica con la temperatura a la que está el vino a cada momento, para consumirlo en las mejores condiciones.

La contraetiqueta es desplegable, con diferentes citas de directores y actores famosos que vamos renovando en cada añada.

¿Y en cuanto a las características organolépticas?

Hemos escogido unos viñedos muy determinados, de más de 50 años para obtener un vino longevo, pero con una crianza ligera de seis meses en roble francés y americano, de tostado bajo para no enmascarar el vino con la madera, es de fácil paso de boca, con la gran potencia de la tempranillo de Ribera del Duero, y es de precio muy asequible por menos de 10 euros en el mercado.

¿Pero no se encuentra en grandes superficies de venta?

No, por dos razones, primero por la limitada producción pues con 50.000 botellas apenas nos da para nuestros 25 distribuidores nacionales, casi todos vinotecas, y los cinco países a los cuales exportamos. Hemos empezado por Austria, Alemania, Polonia y China, y estamos comenzando en Estados Unidos.

¿Cómo ha sido la receptividad en esos mercados?

Pues magnífica, precisamente por todos estos conceptos mencionados, desde el propio nombre CInema que es un concepto positivo, la D.O. Ribera del Duero que está funcionando muy bien, y este rejuego de marketing del termómetro en la etiqueta junto con la calidad del vino, está resultando muy bueno. Todo esto lo hemos patentado mundialmente.

También presentas en esta feria los Cuatro Rayas Sauvignon y Verdejo, fermentados en depósitos de acero inoxidable, de la D.O. Rueda.

Es la elaboración característica de los blancos jóvenes en España, independientemente de la denominación de origen como Alvariño, Penedés o Rueda, que son las zonas vitivinícolas más especializadas en estos vinos. También hacemos algún blanco verdejo fermentado en barrica e incluso verdejos con método champagne, para la elaboración de espumosos. Pero el fuerte de los blancos españoles es el vino joven, se elabora y vinifica en depósitos de acero inoxidable y de ahí se embotella para ser consumido en los primeros doce meses de vida.

¿Por qué han decidido venir a la feria de Torremolinos con estos vinos?

Aunque Cuatro Rayas es la bodega líder en la zona, para casi todos los mercados, Andalucía en los últimos años está siendo muy receptivo a los vinos de Rueda, estamos bien representados en Andalucía y venimos a este salón para apoyar la labor de nuestro distribuidor que está haciendo un gran esfuerzo con muy buenos resultados y también para tener un encuentro con profesionales y clientes, con la restauración y la hostelería de la región.

¿Desde ese punto de vista, qué le parece la feria?

Yo conocí la feria cuando vine a la primera y segunda edición, y aunque después han venido otros compañeros de la empresa, yo personalmente no había vuelto hasta este año, y estoy muy satisfecho, la verdad es que estoy viendo muy buena afluencia y además el interés de las personas que vienen a catar los vinos.

Tienen cada vez más conocimiento por los vinos de Ribera del Duero y Rueda, piden más a las bodegas a ver qué elaboraciones estamos haciendo, y es un público cada vez más entendido. Se nota que esta década el consumidor tiene más experiencia en los vinos españoles, y no solamente en las denominaciones locales.





 

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Por Ricardo Potts