Uva moscatel: Origen y características

Creado: Mar, 01/09/2020 - 01:48
Autor:
Credito
Redacción Excelencias Gourmet
Categoría
Uva moscatel

También llamada uva del Mediterráneo, por ser este el entorno geográfico de donde procede, la uva moscatel es conocida por el hombre desde hace miles de años.

En la actualidad, las uvas moscatel cuentan con más de 200 variedades, aunque la mayoría carecen de una relación cercana entre ellas, a excepción de la moscatel Morisco o de grano menudo y la moscatel de Alejandría.

Uva moscatel: Características y tipos principales

Lo más característico de la uva moscatel es su alto contenido en azúcar y su potente aroma frutal.

No es casual su origen mediterráneo, ya que el cultivo de esta uva requiere de un clima húmedo y caluroso. En España es la principal variedad en las provincias de Alicante, Valencia y Málaga.

Las características de la uva moscatel varían dependiendo del tipo de que se trate, como vamos a ver a continuación.

Uva moscatel de Alejandría

Se trata de una uva blanca perteneciente a la familia moscatel Vitis vinífera. Entre sus características destaca lo temprano de su recolección, debido a que las altas temperaturas existentes en las zonas en las que se cultiva hacen que madure de una manera constante y gradual.

Se caracteriza por su alta tasa de azúcar y su fuerte aroma. La moscatel de Alejandría suele utilizarse tanto como uva de mesa como para elaborar pasas. En cuanto al vino moscatel que se elabora con esta variedad, suele ser dulce natural y blanco seco, con potentes aromas, florales y elegantes.

La moscatel de Alejandría es la variedad de uva más extendida por toda la geografía española, especialmente en zonas costeras como Canarias, Jerez, Cádiz, Alicante, Málaga y Valencia. En las D. O. de Valencia y Málaga es la variedad de uva principal.

Moscatel Morisco o de grano menudo

Se trata igualmente de una uva blanca de temprana brotación, productividad baja y mediana resistencia a la sequía.

Procedente del Mediterráneo oriental, se caracteriza por su ligero aroma de naranja y por servir como variedad en la producción de vinos jóvenes semisecos, secos, dulces, con fuertes aromas, y alta acidez y graduación.

El cultivo de la uva moscatel Morisco se da en zonas sueltas de Navarra, Andalucía, Cataluña, Valencia, Madrid, Castilla-La Mancha, Castilla y León y La Rioja, donde es dedicada fundamentalmente a la elaboración de vinos dulces que son envejecidos en barricas.

Un poco de historia...

Uva moscatel-viñedo

 

Existen diferentes teorías sobre la procedencia de la uva moscatel. Algunas de ellas sitúan el origen de esta variedad en el Antiguo Egipto y en la Antigua Persia, entre el 1000 y el 3000 a. C.

Por otro lado, prestigiosos expertos en ampelografía, como el francés Pierre Galet creen que la moscatel fue propagada por el Mediterráneo por griegos y romanos entre los años 800 y 600 a. C.

Autores clásicos como Plinio el Viejo y Columella ya describían con las características de la uva moscatel a variedades como la Apianae y la Anathelicon Moschaton, aunque no existen evidencias sólidas de que esas uvas pertenecieran a la familia moscatel.

Sí está documentada la primera mención a la moscatel, que fue realizada por el monje franciscano Bartolomeo Ánglico en su obra De proprietatibus rerum hacia el año 1235.

En la actualidad, la teoría más extendida sobre el origen de la uva moscatel de Alejandría, según diversos análisis de ADN, es la de un cruce natural entre la uva griega Axina de Tres Bias y la moscatel Morisco o de grano menudo.

A pesar de que su nombre nos sugiere que pudo haberse originado en el Antiguo Egipto, no existen evidencias científicas que corroboren esta teoría.

En cuanto a la uva moscatel Morisco, la teoría más aceptada es que tuvo su origen en Turquía o en Grecia, y que fueron los propios griegos quienes la introdujeron en Francia, desde donde se extendió a otros países.

En lo referente a la procedencia de la palabra “moscatel” también existen distintas teorías: del persa muchk, del griego moskos, del latín muscus, del francés musc o del italiano mosca. Todas ellas hacen referencia a un insecto, la mosca, que se supone que era atraída por esta uva tan dulce.

Otras teorías defienden el origen geográfico del nombre, ya sea por la ciudad de Mascate, en el Golfo de Orán, o la ciudad griega de Moschato.

La propia antigüedad de la uva moscatel hace que sea harto complicado averiguar cuál es su origen auténtico. Son miles de años los que esta variedad lleva sirviendo como alimento y como ingrediente para la elaboración del vino. Sin embargo, y como consuelo, a pesar de no conocer su origen exacto, sí podemos intuir que nos seguirá acompañando unos cuantos miles de años más.

Fuente: Vinetur

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Redacción Excelencias Gourmet