Productos Gastronómicos y Encadenamiento del Destino Turístico

Creado: Dom, 20/02/2022 - 07:49
Autor:
Credito
Antonio Montecinos
Productos gastronómicos

Una región-destino con productos gastronómicos y turísticos integrados, espacios bien identificados y planificados, es la base para lograr un encadenamiento de los grupos de interés o stakeholders, y organizar todas las acciones colectivas alrededor de la misma, permite la elaboración de políticas promocionales que, partiendo de la realidad del inventario de su patrimonio natural, cultural, gastronómico, turístico..., trabajen con base en productos y paquetes claramente definidos. Para efectos de la planificación sostenible: ecológica, cultural y turística regional del destino, se deben considerar criterios que permitan identificar los requerimientos del ámbito local al nacional y trabajar de manera integral en ambas direcciones, para coadyuvar primero al desarrollo endógeno (de abajo hacia arriba) en el corto plazo, después al exógeno en el largo plazo (de arriba hacia abajo) con sostenibilidad, y determinar el dimensionamiento geográfico y ordenamiento territorial según los tipos de productos gastronómicos y turísticos que generen bienestar a la sociedad local, prestadores de servicios, excursionistas y turistas.

Los productos gastronómicos y turísticos integrados con encadenamiento, son la esencia para las ventas y plan de mercadotecnia de un destino de turismo gastronómico, ya que son el componente principal de la interacción de la oferta (bienes y servicios) y demanda (consumidores), para integrar paquetes gastronómicos y turísticos finales con transporte, hospedaje, intermediación, alimentación, información, visitas de recreación, acompañamiento, servicios de sanidad..., que tienen como fin la práctica de actividades con animación turística profesional en un entorno diferente al habitual que motivan el desplazamiento de viajeros, los cuales pueden ser comercializados por plataformas, centrales de reservas, guías de turismo y agencias de viajes locales, aplicaciones tecnológicas (apps), redes sociales (Instagram, Facebook, Twitter, entre otras) y a través de los canales de distribución nacionales e internacionales, que también fijan el precio para que el turismo gastronómico potencial pueda vivir una experiencia gastronómica inspiradora e integral.

Para el diseño de un producto gastronómico y turístico lo más importante es identificar el inventario geográfico y patrimonio gastronómico y turístico cultural, natural, inmaterial y mixto, en la dimensión espacial ecológica, social por usos y costumbres, geopolítica, patrimonio cultural y/o turística de un sitio, comunidad, localidad, región, país o continente(s), para lo cual he considerado las siguientes tres variantes: los cinco sectores productivos y/o económicos; los niveles de inventario con elementos de interés gastronómico y turístico; y las jerarquías del inventario turístico. En el caso del patrimonio gastronómico cultural se debe considerar el patrimonio colectivo, que para las comunidades receptoras es el más importante, pues lo identifican, reconocen y delimitan geográficamente por usos y costumbres como propio por derecho, al cual se deben sumar posteriormente los reconocimientos nacionales (ejemplo Patrimonio Cultural de la Nación en Colombia) e internacionales como la UNESCO (listas del Patrimonio Mundial Material, Natural, Paisaje Cultural, Inmaterial, Mixto, Reservas de la Biosfera y Geoparques Mundiales) entre otras.

En el destino o región-destino de turismo gastronómico, resalto dos grandes retos a lograr, el primero es incrementar la competitividad de los negocios y competencias de los prestadores de productos y servicios de restauración, alojamiento, turismo y otros afines, quienes requieren herramientas de capacitación, formación y profesionalización prácticas, aplicables, rentables y medibles con indicadores cuantitativos y cualitativos en el corto plazo, para satisfacer las demandas y exigencias de los mercados gastronómicos y turísticos locales, nacionales e internacionales de sostenibilidad, bioseguridad e inocuidad, soberanía y seguridad alimentaria, innovación, digitalización etcétera.

El segundo es la diversificación, creación con integración y encadenamiento de productos gastronómicos y turísticos, que desarrollen destinos para incrementar visitantes gastronómicos nacionales e internacionales, ingresos por gasto promedio, satisfacción, retorno y fidelidad del cliente al diversificar e innovar la oferta turística sus productos, servicios, experiencias e integrar a los negocios gastronómicos de alojamiento, restauración, hostelería, gastronomía, turismo y otros relacionados, en productos como itinerarios, rutas, circuitos, tours gastronómicos y turísticos, que alarguen la estadía y derrama económica en el destino, coadyuvando a generar beneficios en la cadena de valor agroturística, al desarrollo sostenible y bienestar con responsabilidad social de las localidades receptoras. de una región-destino.

Para los interesados en el tema el he creado el Taller Productos Gastronómicos y Turísticos Integrados. Puede solicitar informaión al correo info.drantoniomontecinos@gmail.com o WhatsApp +52 55 37076725 y obtener un descuento del 25% antes del 4 de marzo. Ver mayor información en la liga: https://web.facebook.co /antoniomontecinostorres/?ref=pages_you_manage

Artículo elaborado con fragmentos de Montecinos, Antonio (2022). Manual de Negocios, Productos Gastronómicos y Turísticos: Competitividad, Gestión, Servicio e Indicadores https://web.facebook.com/manualdenegociosyproductosgastronomicosyturist….

Acerca de Antonio Montecinos Torres

Doctor en Turismo y Planificación Gastronómica y Turística Regional. Consultor, Director de Proyectos, Conferencista, Profesor, Investigador, Mentor y Escritor Internacional de destinos gastronómicos y turísticos, productos, itinerarios, rutas, circuitos, tours, experiencias, restaurantes, negocios de a y b, hostelería etcétera. Cuenta con 30 años de experiencia en más de 40 países.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Antonio Montecinos