Ediciones Profesionales de Havana Club: la exclusividad hecha ron

Creado: Dom, 17/01/2021 - 18:15
Autor:
Credito
Redacción Excelencias Gourmet
Categoría
Havana Club

La coctelería nunca es aburrida, sobre todo cuando le acompaña una persistente vocación de crecer y crear. Con ese concepto nacieron las Ediciones Profesionales de Havana Club, una peculiar y versátil línea de rones cada vez más cotizada entre los especialistas. Las C y D llegan para dar otro carácter a las barras en el 2021. Siguiendo la estela que dejaran las A y B esta familia crece, ahora mirando más al origen del espirituoso: el aguardiente.

Así las describen sus creadores: equilibradas, aromáticas, exclusivas. Son el resultado de la colaboración entre los reconocidos bartenders internacionales Carina Soto y Alex Katrena (súper influyentes en la industria global) y los Maestros de Ron Cubano en busca de traducciones únicas de ciertos perfiles y tendencias. El leitmotiv: impulsar una coctelería novedosa, evolutiva.

Havana Club-Ediciones-profesionales-bartenders
Carina Soto y Alex Katrena.
 

Recomendamos: Ediciones Profesionales de Havana Club: Los nuevos sabores

Por eso la Edición C fue diseñada para sorprender, para corroborar cuán dúctil puede ser crear a partir de un espirituoso de esta categoría. De la mano del Maestro del Ron Cubano Asbel Morales y las referencias aportadas por los dos cantineros foráneos ya mencionados, surge este Over-proof (50% avb) dorado que aúna en su proceso una base blanca con una añeja para ganar en riqueza, complejidad y estructura. Expresiva en nariz, la C combina poderío, redondez y resulta ideal para cocteles con carácter.

Por su parte, la Profesional D ha sido catalogada como una obra maestra. Según declaran los expertos, la fusión de varios aguardientes de diferentes edades para obtener la base principal reproduce el sabor de la caña en el espirituoso a través de un complejísimo proceso de mezcla y filtración. Nos encontramos entonces frente a un ron blanco, fruto de la experticia de la Maestra Salomé Alemán y del Primer Maestro Juan Carlos González, en sintonía con un cuidadoso estudio de las tendencias e intereses que llegan al sector desde las barras. Este es un ron poderoso, vivaz, fresco, de cariz seco, mineral y salino, hijo legítimo de los campos de Cuba.

Ambas propuestas -y las precedentes- significan el encuentro entre dos mundos cuyas sinergias se han demostrado, más que posibles, esenciales. Havana Club Internacional (HCI)l ha sido el puente para ello. En palabras de Mirelis Acosta López, jefa del departamento de Comunicación y Marketing Estratégico de la entidad, la empresa tiene en la innovación su pilar fundamental. De ahí la visión de desarrollar estas Ediciones Profesionales ideadas por y para los bartenders, una comunidad que HCI refrenda como aliado indispensable -casi un miembro de la familia- fundamental para la evolución y divulgación de los espirituosos.

"Estas son propuestas pensadas para ellos –apunta- a partir de toda la riqueza organoléptica que van reuniendo de ese misterio que hay detrás de mezclar y añejar sucesivamente. Pero, a diferencia de otros productos limitados de Havana Club, en esta ocasión contamos con bartenders profesionales para desarrollarlas pues queríamos saber qué ellos habían identificado como una necesidad en sus barras y, a partir de aquí, potenciar, enfocar, las bases alcohólicas.

"Los Maestros, con toda la sapiencia que les acompaña crean nuestros rones, así que este es un camino paralelo muy rico surgido a partir de elaborar productos en función de una necesidad específica, de un aliado, en una apuesta que pueda ser interesante para ambos lados: tanto para el Maestro como para el consumidor. Por ello todas las Ediciones hasta la fecha tienen su razón, sus perfiles, su especificidad bien marcada e incluso han dado origen a otros surtidos.

"Y, sí, son limitadas (mil cajas de 9 litros disponibles para selectos cantineros y jefes de bares del orbe) porque justamente en eso está el gancho, la riqueza, la exclusividad. Las personas buscan lo que es único, lo no habitual porque da cierta notoriedad, cierta sensación de ser especiales. Entonces, quién mejor que los cantineros para descubrir realmente de qué manera acompañar todas esas riquezas que están en la mezcla, todos esos sabores, esos olores que desprende y pensar, en función de lo que tienen en su bar, cómo pueden engranarlos y dar vida a un buen coctel".

Alfredo Guerra, embajador de Marca de HC, también recalca que llegamos acá, a estos nuevos productos, con el magnífico antecedente que son las ediciones profesionales A y B. “Ha sido un acierto unirnos a personas de influencia, conocimiento y trayectoria como los cantineros Alejandro Bolívar, Nick Strangeway, Carina Soto y Alex Katrena para ponernos en sintonía con lo que pasa en los bares, con los principales polos de coctelería global y a partir de ello con la demanda internacional. El ron está hecho para eso, para responder a los deseos de un consumidor, de una comunidad y estas propuestas sirven como pie para seguir explorando; despiertan en el gremio más ganas de hacer, de innovar. La idea es crear productos que vayan un poco más allá y que, a su vez, nos inviten a ir más allá”, subraya.

En ello coincide la directiva de la Asociación de Cantineros de Cuba. De hecho, ya avistan el impulso que las Ediciones Profesionales pueden ser para las nuevas generaciones. Según declaran es una forma más de apoyar el trabajo técnico y profesional de los cantineros, una excelente estrategia de HCI que calará en el desarrollo de la coctelería cubana. “El A y el B son excelentes precursores de esta línea de trabajo, donde cada cual expresa características distintas para poder lograr un coctel con profesionalidad. Y, aunque no existan en un futuro, ya han marcado una referencia de qué más se puede hacer con las esencias, las bases, las mezclas”, comenta el presidente de la ACC, José Rafa Malem.

Y abundan los expertos: estos productos tienen un impacto que puede incluso extenderse a los eventos competitivos en un futuro al emplear no solo la gama que ya conocemos de Havana Club, sino incorporando estas Ediciones Profesionales como bases alcohólicas. “Estaríamos dándole un giro muy interesante a los certámenes donde, sin desdeñar los cocteles clásicos se dé un salto a la modernidad, poniendo al cliente y su petición como centro y tomando estos destilados como referencia de forma aún más intencional. Son, podría decirse, el cambio", concluyen.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Redacción Excelencias Gourmet