La edad de oro de los grandes rones añejos de Cuba

Creado: Jue, 07/05/2020 - 03:31
Autor:
Credito
Fernando Fernández
Categoría
Ron

El ron habla de un pasado y es a la vez bebida del futuro. Es un factor de identidad, crisol de pueblos que rodean el Caribe. No hay aguardiente que lo iguale.

Pero a diferencia de otras bebidas, su legado no es pasajero, llegó para quedarse con su tremenda gama de aromas y sabores. Su seducción nos embriaga; su diversidad enloquece.

Son varios los estilos en su cuna del Caribe. Sin embargo, la excepcionalidad del cubano lo ha llevado a planos universales, con su lugar de origen en Santiago de Cuba, cuna del ron ligero de la isla.

Los más celebrados bares del mundo acogieron esta singular esencia y la ciudad de La Habana se convirtió, en los inicios del siglo XX, en cobija de célebres cocteles elaborados con esta bebida, Surgieron románticos bares de la nueva centuria, que a su vez dieron lugar a reconocidos barmans. Cuba transformó así, desde su peculiaridad, la bebida más celebrada en el universo de las cantinas.

Con la llegada del nuevo milenio, los grandes añejos del país arribaron a su Edad de Oro, siempre acompañados del inseparable habano, maridaje especial de dos almas gemelas de la cultura cubana.

De ahí que existan una variedad de añejos de las tres principales marcas de Cuba, entre los exponentes más reconocidos de esta época. Para ilustrar, brindamos una síntesis de la cata y los maridajes con los rones seleccionados de Havana Club, Santiago de Cuba y Cubay.

Colección Icónica Havana Club

Havana Club Selección de Maestros

Un ron fruto de una colaboración única entre la pasión y la dedicación de los maestros roneros con varias etapas de añejamiento natural en barriles de roble blanco. Tiene un aroma amaderado con notas de frutos secos, entre los cuales resaltan la nuez y las especias. La entrada impetuosa da paso a un sabor complejo, de cuerpo, con notas de cacao, café, tabaco, acabado impecable con tonos ahumados de roble combinado con frutas confitadas. Resulta especial maridarlo con tabaco Serie D no. 4 de Partagás. Es un gran añejo atípico de notable riqueza aromática y gustativa; fantástico en su relación con el Robusto de Partagás.

Havana Club 15  años

La base más joven de este ron es de quince años. En cada ciclo se elaboran solo 58 barriles dado el estricto requisito de la edad. Posee intensas notas de frutas confitadas, con presencia de ciruela y pasas; sobresalen notas de roble insertadas con una cascada de sabores bien integrados de chocolate amargo, fruta dulce, tabaco. El retrogusto es largo, ligeramente dulce y complejo con notas especiadas en el final de boca. Un ron de exquisito cuerpo. Este añejo excepcional derrocha complejidad. Se disfruta mucho con el Specially selected de Ramón Allones; un maridaje que toca la perfección. Ambos se integran en agradable final de boca.

Havana Club Tributo

Es una colección de ediciones anuales de excepcionales reservas, cuidadosamente seleccionadas por los maestros del Ron Cubano.

Havana Club Tributo 2016: Imponente mezcla de viejos añejos, balanceada, de rica complejidad aromática, de intenso cuerpo, y complejo postgusto. Es perfecto con el Genios Maduro 5 de Cohíba. Desde su comienzo el Genios es potente, las notas tostadas se equiparan con la rica complejidad en boca del ron; el final es respetable.

Havana Club Tributo 2017: Extremadamente intenso y complejo en el paladar. Imponentes notas secas como resultado de un extenso y noble añejamiento, especiado y largo. Ideal con Montecristo No.2. Una pirámide exigente de notas a madera, especiada con recuerdo a torrefactos. Soberbia la relación con este ron de nueva generación de evidentes notas secas.

Havana Club Tributo 2018: Es un ron intenso, mezcla poderosa, pleno, de carácter con delicadas notas especiadas. Los tostados son notables, largo en boca con un elegante ahumado, con extendido y balanceado final de boca. Deliciosa la relación con el Partagás Añejado Corona gorda.

Havana Club Tributo 2019: El preciado líquido dorado ofrece aroma y sabor equilibrados de roble evolucionado con notas de frutos secos. Cada maestro seleccionó una base de ron exclusiva y extra envejecida, las cuales se unieron a otra que maduró en barriles de coñac para mezclarse nuevamente con un ron que reposó por más de 25 años en barricas de roble francés.

Havana Club Tributo 2020: Este majestuoso ron celebra el 5to aniversario de la Colección Tributo y rinde homenaje al proceso único de envejecimiento y mezcla continua del ron cubano. Asbel Morales, Maestro del Ron Cubano, seleccionó personalmente una pequeña cantidad de exquisitas reservas de ron de las ediciones anteriores, que habían sido guardadas y vueltas a añejar y luego las mezcló con un ron único, extraído de un extraordinario lote de 100 barriles exclusivos, nunca antes comercializados. El resultado de un fino y lujoso espirituoso de asombrosa profundidad y complejidad con un intenso y rico toque ahumado derivado de las bases del Tributo 2018. La gráfica de las botella y la lujosa caja de madera con referencias al estilo art-decó evocan el esplendor de los años 20, un siglo antes del nacimiento de este gran ron.

Havana Club Unión

Un ron para conocedores, lanzado en 2013. Es fruto del trabajo conjunto del maestro ronero y del maestro habanosommelier. Posee impresionante riqueza aromática. Es intenso; equilibra el roble y el ahumado con puntas de cítrico, coco, frutos secos y café. Posee noble sabor amaderado, con toques de vainilla y chocolate; equilibrado, con acabado muy rico y aromático en el final de boca. Inseparable en el maridaje con Siglo VI de Cohíba.

Havana Club Máximo

El galáctico Máximo es único. Es creado a partir de los rones más viejos de las bodegas de Havana Club. Nunca habrá un ron que exprese mejor la cultura ronera cubana y su herencia de color ámbar profundo, oscurecido por su edad avanzada. Su riqueza olfativa es pronunciada y de gran equilibrio, con un acabado irresistible y de largo y complejo postgusto. Es el más importante ron de esta colección de producción limitadísima. Excepcional el maridaje con BHK 54 de Cohíba.

Ron Pacto Navío

Lanzado en 2016, este sorprendente ron es armónico, expresivo, de notable riqueza aromática. Destacan frutos secos tostados, esencia floral, miel; es balanceado, de agradables sabores a vainilla. Posee seductor dulzor, complejo en el postgusto, terminado en barricas de vinos de Sauternes. Única la relación entre Le Hoyo San Juan de Hoyo de Monterrey y este delicado y elegante ron de notable riqueza aromática.

Santiago de Cuba

Santiago 11 años

Como todos los rones de esta marca, es elaborado y envejecido en las centenaria nave Don Pancho cuna del Ron ligero cubano. Es aromáticamente intenso, de cuerpo medio, moldeado con notas de frutas pasificadas. Destacan sus tonos de roble, puntas ahumadas, equilibrio. Se saborea el buen balance de fruta, madera y alcohol; de seductoras notas de frutos secos y café; muy elegante final. Es la joya santiaguera. Soberbio el maridaje con Wide Churchill de Romeo y Julieta. Para el recuerdo la fusión de sabores impresionantes entre el Wide delicioso y la expresión de este muy personal ron.

Santiago 12 años

Interesantes notas de madera bien integradas, algo dulzón; tonos de café tostado, chocolate, vainilla y clavo de olor. Armónico, bien hecho, de un postgusto con notas de roble. Se disfruta mucho con Espléndido de Cohiba.

Santiago 20 años

Rico en el perfil aromático, con notas de roble y de tueste; recuerdo de cacao y de frutos secos, como nueces; avainillado, con final complejo con puntas ahumadas. Resulta interesante la intensa relación con Coronas Gigantes de Bolívar.

Santiago 25 años

Complejo en nariz, rico en aromas, con puntas de fruta pasificada y notas tostadas; aterciopelado, de cuerpo pleno, especiado, redondo. Soberbio final de boca. Un gran añejo. Impresionante el maridaje con Serie E No. 2 de Partagás. Esta imponente vitola de Partagás atribuye su fuerza a un añejo de clase, logrando un empaste para recordar.

Santiago Siglo y Medio

Ron para coleccionistas. Complejo en aromas, potente a la vez que suave, excelente balance, de rica complejidad aromática y gustativa a base de rones envejecidos durante cincuenta años. Un placer su disfrute. Es seductor con Leyenda de Montecristo Línea 1935. Desde que aprecie por vez primera esta combinación, disfrutará plenamente este encuentro de potencias.

Santiago 500 Aniversario

De preciosos tonos verdosos, brillante, voluptuoso; con tenues notas de café tostado y cacao. Muestra una sutil nota de madera, balsámico; es equilibrado en boca, de intensa riqueza gustativa. Este viejo añejo devela la centenaria historia ronera. Muy estimulante la relación con el Serie P No.2 de Partagás. La riqueza gustativa de la Pirámide se complementa con la complejidad en el postgusto de este soberbio añejo.

Isla del Tesoro

Elaborado a partir de aguardientes muy viejos de las centenarias bodegas de la Ronera Santiago. Complejo en boca, aterciopelado, potente, rico en aromas;  de elegante y complejo final de boca. Sugestivo el maridaje con Pirámide Extra de Cohíba. Se disfruta la potencia de este tabaco con la profundidad en el postgusto de un gran añejo.

Cubay

Cubay 10 años

Los rones de esta marca, -inaugurada en 1973 y enclavada su ronera central en Santo Domingo, Villa Clara-, ostentan un estilo propio. Este es el típico estilo del ron del centro del país: ligero en boca, intenso en aromas, de notas amieladas, de madera muy bien integrada. Cuenta con balance entre fruta, alcohol y madera; de delicado, elegante y largo postgusto. Es perfecto con Reyes de Trinidad. Ambos logran un encuentro que sorprende por la riqueza olfativa del Trinidad, complementada con la elegancia y ligereza de este ron de nueva generación.

Cubay Extra Viejo

El miembro distinguido de la clase carta blanca: ligero, suave, muy aromático, de  exquisitas notas amaderadas. Tiene además notas vegetales que recuerdan a la caña de azúcar; equilibrado bouquet, persistente. Es encantadora la relación con Magnum 50 de H.Upmann. Resulta increíble pensar como un ron blanco, noblemente envejecido, detenga el ímpetu del Magnum 50, un habano rico en aromas y con un largo postgusto. Se complementan deliciosamente en el final de boca.

Cubay 1870

La última expresión de estos rones de personal estilo, con aromas a frutos secos tostados. Se percibe ligeramente dulce, de gran expresión, integrado, con post gusto muy largo. Agradable la relación de intensidades con Lanceros de Cohíba.

Cubay Remedios 500 Aniversario

Elaborado a partir de viejos añejos, impacta por esa exquisita relación entre potencia aromática y buen tono gustativo. Se distingue por un largo y espléndido final de boca. Es mágico el encuentro con Vigía de Trinidad, inusual en aromas y sabores al perfil de la marca. Este maravilloso robusto especial ofrece deliciosos toques a piel curada, suavemente especiado y una fuerza in crescendo. Destaca su final denso y complejo, altamente disfrutable con este viejo añejo.

Fuente: Revista Excelencias Gourmet No. 66

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Fernando Fernández