Germinados: ¿Cómo obtenerlos en casa?

Creado: Lun, 04/05/2020 - 01:52
Autor:
Credito
Madelaine Vázquez Gálvez
Categoría
germinados

Sobre la notable riqueza culinaria de los germinados y los beneficios para la salud que aporta su inclusión en la dieta habitual te comentamos en este trabajo. En el mundo se germinan diversas semillas y frijoles con fines alimenticios no sólo por sus propiedades nutricionales, sino también porque el procedimiento para obtenerlos es sencillo y económico. Hoy te mostramos cómo hacerlo en casa.

Para realizar el proceso de obtención de germinados a escala doméstica se necesita:

  • Un frasco de boca ancha.
  • Gasa para cubrir la boca del frasco.
  • Una banda elástica (liga).
  • Frijoles y semillas viables (sin tratamiento químico por fertilizantes).

Una vez que se dispone de estos medios, se procede a su elaboración, para lo cual se debe cumplimentar este
procedimiento.

Cómo obtener germinados en casa

1- Lavar y seleccionar los granos crudos (se toman tres o cuatro cucharadas de frijoles o semillas).

2- Colocarlos en un frasco de vidrio de boca ancha, perfectamente limpio.

3- Cubrir con agua a temperatura ambiente.

4- Dejar en remojo hasta que las semillas se hidraten. Este tiempo varía entre 4 y 12 horas en dependencia del tipo de grano que se utilice. Por ejemplo, las lentejas se hidratan muy rápido, mientras que los frijoles negros demoran más tiempo, pero casi nunca pasadas las 12 horas. Posteriormente se debe cubrir el pomo con la gasa y ajustar la liga a la boca del pomo; colocar el pomo tapado en un sitio donde reciba luz indirecta, y esté ventilado.

5- Luego de hidratados, eliminar el agua, enjuagar y dejar los granos escurridos dentro del pomo. Este paso resulta muy importante, pues de ello depende que los frijoles mantengan la humedad requerida y no se cubran de moho; por ello el agua de su enjuague debe siempre eliminarse, para que estén solo ligeramente húmedos. Algunas personas los enjuagan y no botan el agua, lo que es un error que impide la realización exitosa de este proceso.

6- Repetir esta operación dos o tres veces al día hasta que, generalmente, al quinto día, las germinaciones ocupen el espacio interior del recipiente. En el caso de las lentejas germinan al tercer día.

7- Una vez que las plántulas alcancen un tamaño apropiado los brotes estarán listos para consumir, pero antes se deberán exponer durante dos horas a la luz. Así se logra activar la clorofila que confiere el color verde característico de la nueva planta.

8- Antes de consumir los germinados se deberán lavar bien y eliminar ligeramente los residuos de la piel de la semilla.

9-  Conservados en frío, los brotes detienen el proceso de crecimiento y se pueden guardar durante varios días sin que se afecten su sabor y propiedades.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Madelaine Vázquez Gálvez