Un viaje a la DOP Vinos La Palma de la mano de su Presidente Adalberto Martín

Creado: Jue, 27/01/2022 - 14:51
Autor:
Credito
Redacción Excelencias Gourmet
Categoría
Consejo Regulador de los Vinos Denominación de Origen La Palma

La situación pandémica y la erupción del volcán Cumbre Vieja en la Palma no pudo evitar que el sector vitivinícola de la isla pusiese en marcha proyectos para dar a conocer su labor y la tradición de los viticultores y bodegueros palmeros. En el marco de la celebración de FITUR, el Consejo Regulador de los Vinos Denominación de Origen La Palma, recibió el Premio Excelencias Turísticas por la Serie documental "Vid y Vida", reconociendo el mensaje vitalista y esperanzador que nos hacen llegar los verdaderos protagonistas del proceso de producción del vino. Con Adalberto Martín, Presidente de dicho Consejo Regulador tuvimos el placer de conversar en Excelencias Gourmet.

Es inevitable acordarnos, aprovechando esta oportunidad de hablar con ustedes, de los duros momentos que han vivido los habitantes de La Palma tras la erupción del volcán Cumbre Vieja, ¿En qué estado se encuentra la isla tras esta situación?

Estamos todavía sobreponiéndonos a todas las calamidades que nos ha hecho pasar el volcán. Estamos limpiando ceniza y arena, se están abriendo vías de comunicación que se perdieron, se está intentando reestablecer conducciones de agua que fueron arrasadas por el volcán… En esa situación está la isla.

¿En qué medida ha afectado la erupción del volcán al sector vitivinícola?

Afortunadamente, por toda la geografía de la isla existen viñedos, y la zona que el volcán afectó corresponde más o menos a un 30% de la producción total de la isla. Evidentemente afectó, porque hay muchas variedades que han quedado sepultadas bajo la lava, hay otras que están bajo arena y que quizás se pueden recuperar, y algunas que también están bajo arena, pero que son irrecuperables por la cantidad de arena que les cayó encima. También hay que decir que las principales zonas turísticas de la isla están incomunicadas por la acción de la lava, de manera que, al no haber turismo, se vende mucho menos vino. Consecuentemente, el sector se resiente.

La Serie documental "Vid y Vida", ha sido reconocida con el Premio Excelencias Turísticas 2021 ¿Cuenténonos sobre esta iniciativa?

Este proyecto surge principalmente a consecuencia de la pandemia. El Consejo Regulador tenía una serie de actos de promoción de vino que se realizaban anualmente, así como distintas ferias en puntos estratégicos de la isla. Al no poder tener este poder de reunión, se nos ocurrió realizar unos vídeos para promocionarnos. De lo que se trata con estos vídeos es de reflejar experiencias de viticultores, bodegueros…, como pueden ser la siembra, experiencias que ellos han vivido, recuerdos de antaño. En resumen, vivencias que a lo largo de su vida han tenido en torno al viñedo, que es la base primordial del sector.

¿Qué caracteriza a los vinos con DO La Palma?

Nosotros tenemos una gran variedad de vinos, puesto que La Palma es de alguna forma un continente en miniatura. Tenemos cepas a 300 metros sobre el nivel del mar y también a 1700 metros. Esto supone que tengamos una gama varietal bastante importante, y bastante excelsa. Tenemos unas variedades prácticamente únicas, por la simple razón de que la plaga de la filoxera que afectó a España y a toda Europa sobre 1870, y que acabó con los viñedos de toda Europa, no afectó en La Palma. Nosotros quedamos como un jardín botánico en el centro del atlántico, con unas variedades que son únicas, puesto que no están en otros lugares. De esta forma, nuestros vinos son afrutados, con sabores volcánicos, etc. Hay que destacar también nuestros Vinos de Tea, un vino que se distingue porque se fermenta en barricas de pino canario y que, siendo parecido al vino griego retsina, tiene una elaboración totalmente distinta, y únicamente se elabora aquí en La Palma.

Con respecto a este tema de los vinos volcánicos, cuéntenos, ¿qué caracteriza a estos vinos? ¿Qué diferencias presentan con respecto a otros vinos? 

Los vinos volcánicos se caracterizan por ser muy minerales, debido principalmente a nuestra forma de conducción, entre las que se encuentra el sistema de parral bajo, que es uno de los sistemas de conducción más antiguos y arraigados. Dado que, por la vertiente este de la isla estamos siempre castigados por los vientos alisios, no es recomendable levantar mucho el viñedo, para que la brisa no lo dañe. Así, en esta forma de conducción de parral bajo, se encuentra bastante cerca del piso, de manera que este suelo volcánico transfiere el calor que almacena el suelo, ayudando a que maduren los racimos y transfiriéndole aquellos sabores minerales. Sin embargo, tenemos también otro tipo de vinos que se elaboran en espaldera, y que poseen más frescura y una acidez equilibrada.

Le puede interesar: Vinos volcánicos y dónde encontrarlos

¿Cuántas bodegas agrupa la DO La Palma?

Nuestra DO posee actualmente 20 bodegas, con una superficie que ronda las 550 hectáreas.

¿Cómo se relaciona la DO La Palma con el sector hostelero de las Islas Canarias?

Hay que tener en cuenta que nosotros tenemos un módico porcentaje de nuestro vino que se consume fuera, y también bodegueros que trabajan, por ejemplo, en Nueva York, trabajando con uvas como la Malvasía Volcánica o la Malvasía Aromática. Pero centrándonos en el sector hostelero canario, somos la piedra angular que suministra vinos de la zona a todo el sector hostelero. Nos centramos principalmente en la venta nacional y, en mayor medida, en la venta local. 

¿Se ha recibido ayuda por parte de las instituciones para paliar el efecto, primero de la pandemia y, posteriormente, de los daños producidos por la erupción del volcán?

Por supuesto. Por ejemplo, he estado recientemente visitando unos viñedos que se encuentran bastante cerca del volcán, y donde ya están trabajando las instituciones, unos 30 operarios con 3 máquinas, tratando de reestablecer los servicios en las vías de acceso a las parcelas, para posteriormente poder quitar arena y que sea posible comenzar con la temporada de poda. En términos económicos todavía no ha habido acciones, porque hay que tener en cuenta que hay sectores que pueden estar más afectados que el vitivinícola, ya que en nuestro caso la cosecha ya se había recogido casi en su totalidad cuando explotó el volcán. Aún así, estamos trabajando para que se puedan indemnizar las parcelas que quedaron sepultadas bajo la lava, y tenemos el apoyo de la Consejería de Agricultura y del Gobierno de Canarias.

Mirando al futuro, ¿qué objetivos se marcan para 2022?

Con respecto al futuro más inmediato nos gustaría recuperar la mayor cantidad de viñedos posible de esta catástrofe, para que la economía del vino no se resienta, y para que nuestros viticultores, a los que tanto trabajo les ha costado poner en producción esos minifundios de viñedo, puedan seguir con la labor ancestral de elaborar los mejores vinos de La Palma.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Redacción Excelencias Gourmet