La Comida Saludable: Mens sana in corpore sano

Creado: Jue, 12/08/2021 - 02:50
Autor:
Credito
Rafael Ansón
Categoría
Comida saludable

Es muy conocido el clásico dicho en latín "mens sana in corpore sano". Para los filósofos y escritores de aquella época, lo fundamental era la mente, el espíritu, la racionalidad. Por eso, anteponían la mente al cuerpo.

En el mundo actual, hay que plantear el tema en su conjunto. Una buena salud física influye en el equilibrio psíquico y mental. Pero, paralelamente, el equilibrio emocional y sentimental facilita mucho que el cuerpo, físicamente, esté en mejores condiciones.

La salud, tanto del cuerpo como de la mente, está directamente relacionada con la alimentación. Todos los órganos y sistemas de nuestro cuerpo, incluido el cerebro, necesitan alimentarse para funcionar correctamente. Por eso, cada vez más, se plantea la necesidad de que la dieta incluya una gran variedad de alimentos, en las proporciones y con la frecuencia adecuadas. Necesitamos comer de todo para tener la seguridad de que obtenemos todos los nutrientes necesarios para nuestro organismo.

La dieta en la prevención y tratamiento de patologías

Existen muchos libros, informes y consejos en relación con el tipo de dieta que debemos seguir para evitar enfermedades del cuerpo y, ahora también, del espíritu. Todos ellos plantean el tema desde el punto de vista de la prevención.

Está claro que lo más importante es evitar la aparición de patologías como la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares o los tumores. Y, en ese sentido, la alimentación es un factor decisivo.

Pero muy pocos libros (que yo sepa, casi ninguno), se han planteado la necesidad de aprender a comer adecuadamente cuando se padece una enfermedad o cuando ya se ha padecido, es decir, cuando no se ha podido evitar la dolencia. En ese caso, la alimentación es una parte esencial del tratamiento. Y nunca debemos renunciar a alimentarnos adecuadamente ni, por supuesto, a disfrutar comiendo.

Ese es el origen del libro "La comida saludable", una excelente obra que tuve la oportunidad de coordinar junto con el Dr. José Zamorano, Jefe de Cardiología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

Comida saludable
La Comida Saludable.
 

“La comida saludable”, de Libros Cúpula (Planeta). Médicos y cocineros al servicio de la salud

Una de las cosas más interesantes del libro es que cocineros y doctores han trabajado en consonancia para aunar lo mejor de cada una de sus disciplinas, dando lugar a una serie de recetas que incluyen los alimentos más adecuados para después de haber tenido la enfermedad.

Para ello, se ha reunido una extensa documentación en la que han participado veinticinco doctores de diecinueve especialidades médicas del Hospital Universitario Ramón y Cajal.

En cada capítulo, los especialistas médicos detallan la alimentación que debe seguir una persona tras haber sufrido, o que aún sufre, alguna de las patologías más comunes del siglo XXI, como la diabetes, la obesidad, el estreñimiento, el infarto de miocardio, el glaucoma, las demencias o los distintos tipos de cáncer.

Y algunos de los mejores chefs de España, en concreto 19, con esa “cesta de la compra”, han preparado unas recetas extraordinariamente sabrosas y satisfactorias.

Alimentación equilibrada

Comer sano es un concepto transnacional. Independientemente de la cultura gastronómica que tenga cada país, hay una voz unánime que apunta a una variedad equilibrada de alimentos como la mejor fórmula para alimentarse adecuadamente. Una dieta donde todos los nutrientes (carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y agua) estén representados en las proporciones adecuadas.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) define la alimentación saludable como la dieta en la que todos los alimentos están equilibrados y se combinan con el ejercicio físico, resaltando la importancia del consumo de frutas y verduras.

Las “cuatro eses” de la alimentación

La salud es, sin duda, uno de los aspectos más importantes de la alimentación.

Pero, hoy en día, debemos ir más allá y buscar, también, la sostenibilidad, los productos de cercanía, de temporada, que sean ecológicos y que hayan sido cultivados respetando el medio ambiente. También, la solidaridad, acabar con el hambre y asegurar una alimentación suficiente y saludable para todas las personas en todo el mundo.

Y, por supuesto, la satisfacción, con alimentos bien cocinados y armonizados para que nuestra experiencia en la mesa sea más agradable. Porque, del mismo modo que la salud física influye en el equilibrio mental, las emociones positivas, el placer, refuerzan nuestro sistema inmunitario y la salud corporal. MENS SANA IN CORPORE SANO.

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Rafael Ansón