¡Todo al vino!

Creado: Vie, 08/04/2022 - 01:43
Autor:
Credito
Guillermo García de Benito
Categoría
Gonzague Masquelier

En el marco de la presenta edición de eXperimmental Summit, evento que presenta nuevas experiencias y novedades en la gestión de eventos, la empresa Vinelis acude para presentar su oferta de eventos con vino y otros productos. Hablamos con Gonzague Masquelier, el general manager de la empresa, sobre su propuesta de experiencias en torno a este apreciado producto.

¿Por qué han decidido venir a esta edición de eXperimental Summit?

Nosotros tenemos relación con la feria de eventos que organiza esta empresa de Barcelona, desde que traje a España una modalidad de eventos que es lúdica, y que une el juego y el vino. Eso fue en el 2007, la primera feria la hice en Barcelona, y las sucesivas fueron en Madrid, y excepto cuando ha ido muy mal, como el año pasado o el anterior, siempre hemos venido. Conoces a mucha gente, se hacen buenos contactos, se vuelve a ver a tus clientes, etc. Creo que es imprescindible volver a verse, que no lo hemos podido hacer en mucho tiempo, y esta feria te da esa posibilidad.

Me hablabas de vino y de juego, cuéntenos, ¿qué servicios ofrecen exactamente?

Hemos introducido una gama de eventos que unen el juego y el vino. El evento principal, que es el que estamos enseñando en la feria, se llama “el casino del vino”, y hemos adaptado esta bebida a las mesas de juego. En vez de ser blackjack o póquer, hemos puesto vinos del mundo; españoles, portugueses, etc., además de cervezas, quesos o whisky, toda una gama de productos sobre los cuales se puede jugar. Damos a todos los participantes una bolsita de fichas, que es el dinero con el que van a poder apostar. El crupier les invita a probar un producto, y tienen que adivinar de qué zona viene este vino o este producto. Esto es algo muy difícil, por lo que el crupier dará pistas, como referencias a una película, a cierta arquitectura, al deporte, etc. Los participantes catan el producto y pueden aventurarse a decir su procedencia. Como en los casinos, se gana o se pierde, y al final organizamos una subasta con las fichas que han ganado, y de ahí reciben premios como visitas a bodegas u otros lotes de productos.

¿Dónde organizan estos eventos y a quién van dirigidos?

En su gran mayoría están dirigidos a empresas, que tienen públicos que pueden ser relativamente grandes, como de 400 personas hacia arriba. Nuestra fuerza es que creamos una fiesta muy bien animada en todas las mesas, por ejemplo, con actores. Pero, por lo general, nos incluimos en otras fiestas, como el aniversario de una empresa, cuando quieren motivar a sus empleados, etc. Trabajamos con agencias de eventos que hacen la conexión entre la empresa y nosotros. A parte del casino, hay otros team buildings. Uno de ellos consiste en crear el mejor vino posible, mezclando varias variedades de vino, dibujando la etiqueta de la botella, presentándola a otros equipos, etc. Otro se llama “las olimpiadas de Baco”, donde los participantes tienen que pisar uvas como se hacía antiguamente. Son juegos entretenidos, distintos, y el vino está de moda. Es algo cultural, el vino es elegante y es un buen medio para comunicar en una empresa, dando una imagen de prestigio y de exclusividad.

El vino tiene un gran arraigo en la Península Ibérica, hay excelentes vinos tanto en España y en Portugal, ¿qué buscan las empresas cuando quieren participar en estas catas y en estas actividades?

Si se centran en el vino, tenemos actividades más orientadas a este producto. Tenemos relaciones con las bodegas, sobre todo con algunas muy importantes como Vega Sicilia, y nuestros principales clientes son los bancos y el sector financiero. Quieren exclusividad. Por ejemplo, los llevamos al Museo del Prado, donde realizan una visita privada de algunas obras del museo, y posteriormente, en la sala de las musas, invitamos a cuatro bodegueros y ellos dan a catar sus vinos a los invitados. Esto es un ejemplo de los eventos que organizamos.

Es un trabajo de divulgación del vino también.

Efectivamente. De alguna forma, acercamos a la gente a la cultura del vino. Aunque este producto esté de moda, las personas saben poco, es normal no saber tanto de vino. Estas actividades permiten acercarse al vino de una manera lúdica y divertida, permiten probar y conocer las variedades. Cuando uno mezcla distintas variedades para crear el mejor vino posible, se da cuenta de lo que es una uva garnacha, una uva tempranillo. Así, se acerca al vino, lo entiende mejor y le gusta cada vez más este producto.

 

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Credito
Guillermo García de Benito